Endometriosis: ser buena contigo misma

De Ellen T Johnson

Las mujeres con endometriosis están inundadas con el llamado “buen consejo”. Lo hemos oído todo, desde “relajarse” hasta “solo ten un bebé y el dolor desaparecerá”. Somos lo suficientemente inteligentes como para saber que para la mayoría este consejo bien intencionado no funciona realmente. Nos quedamos preguntándonos si algo puede realmente ayudarnos.

Una cosa que sabemos con certeza es que la endometriosis es una enfermedad muy individualizada. Ninguna mujer la experimenta exactamente de la misma manera que otra. Así que lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra. También sabemos que esta enfermedad puede afectarnos físicamente, mentalmente y emocionalmente. Puede causar un énfasis incalculable y el estrés a menudo empeora nuestros síntomas.

Entonces, ¿cómo nos cuidamos a nosotras mismas como individuos al tratar con esta enfermedad? Echemos un vistazo a algunas cosas que realmente podrían ayudar.

Algunos alimentos pueden causar más dolor

Trate de eliminar la cafeína, el alcohol, el azúcar, la carne roja, los alimentos fritos y el trigo de su dieta justo antes y durante la menstruación. Agregue alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 (como el salmón, las semillas de lino y el arenque). Usted podría experimentar menos dolor.

La relajación no es sólo buena en teoría

Trate de dedicar unos minutos cada día para relajarse. Esto puede ser tan simple como poner auriculares y escuchar música relajante. Ejercicios de respiración también ayudan a calmar el cuerpo.

Dormir, dormir, dormir

Los estudios sugieren que la privación del sueño produce cambios hormonales y metabólicos, inflamación y un aumento de los niveles de dolor.

Si tiene problemas para dormir, trate de usar remedios para el sueño homeopáticos, una taza de té de manzanilla o un chorrito de aceite de lavanda diluido en su almohada. Salir afuera durante el día también puede resultar en un mejor sueño. Si la privación de sueño se convierte en un problema, consulte a su médico.

Sustituir pensamientos negativos por positivos

Según los investigadores de Harvard, el optimismo resulta en una mejor salud en general. Haga un esfuerzo para convertir pensamientos negativos en positivos. Le hará sentirse mejor si encuentra maneras de tener esperanza mientras enfrenta los desafíos del día a día de la endometriosis. Lectura sugerida: Optimismo aprendido: Cómo cambiar tu mente y tu vida, por Martin E. Seligman.

Muévase cuando pueda

Los investigadores también han descubierto que las actividades físicas pueden aliviar la tensión y liberar endorfinas (el analgésico natural de su cuerpo). Aproveche los momentos en los que puede ser físicamente activa. Cuando usted no se sienta dispuesta a la actividad enérgica, intente algo más simple, como dar un paseo por su cuadra. Puede ser lento al principio, pero probablemente se sentirá mejor después.

Simplifica tu vida

La mayoría de las mujeres están tensas con demasiados compromisos y muy poco tiempo, lo cual nos cuesta un poco después de un tiempo.

Si estás sobrecargada, podrías considerar simplificar tu vida preguntando qué tareas o responsabilidades pueden ser eliminadas o delegadas a otros. Lectura sugerida: la serie Simplifica tu vida de Elaine St. James.

Evite las toxinas en su entorno

Trate de eliminar tantas toxinas en su vida como sea posible, optando por los productos naturales.

Únete a un grupo de apoyo

Si existe un grupo de apoyo en su área, únase a él. Ellas entienden lo que está pasando cuando otros no. Si no existe un grupo de apoyo en su área, trate de encontrar al menos una persona de apoyo para compartir sus inquietudes. ¡No mantenga todas sus frustraciones dentro!

Consulta los grupos de Apoyo en México: Grupos de Apoyo

Link del artículo original: http://endometriosis.org/resources/articles/be-good-to-yourself/

Traducido por: Patrizia Paradis