Comunicación: una forma de entender la endometriosis

 

Por John Blondin, MENDO (Hombres y Endometriosis)

 

Recibo muchas cartas de personas, en su mayoría mujeres, sobre el hecho de que su pareja no quiere hablar de los problemas que esta enfermedad causa. Acabo de recibir una carta donde una joven dice que su novio ya no quiere hablar con ella sobre ésta enfermedad y la llama “enferma”. Me entristece escuchar esto.

Sé que a veces es muy difícil lidiar con las complicaciones de la endometriosis y todo lo que viene con ella, tanto físico como mental. También sé lo difícil que es a veces morderse los labios y no decir las cosas que usted siente (¡y esto va en ambos sentidos!)

Y sé lo difícil que es que la persona con la enfermedad no se sienta enojada, porque sentimos que no tenemos control sobre nuestras propias vidas: la endometriosis sí.

 

Los sentimientos son humanos

 

Todos somos humanos, por lo tanto todos tenemos sentimientos humanos. La clave es no dejar salir los sentimientos emergentes y permitir que hagan daño a la persona que amamos. Lo más difícil  es ser honesto con su pareja y su pareja con usted.

Se nos enseña a no lastimar a la gente si podemos ayudarla. Se nos enseña a no decir las cosas sin pensar primero. Pero también somos humanos y a veces las cosas salen durante el estrés, la ira o la frustración y luego lo lamentamos. Así que la parte más difícil es tratar de comunicar nuestros sentimientos, nuestras necesidades y nuestros deseos sin hacer que nuestra pareja se sienta peor por eso.

De lo que me ha dicho Carey, mi esposa, y de las cosas que he leído, las mujeres con esta enfermedad se sienten culpables porque (en sus mentes) creen que son la causa de los problemas. Carey dice: “Nosotros somos el problema.” Pero yo le contesto con: “No, tú no eres el problema, pero la enfermedad es el problema”. Puede que no sea una gran diferencia, pero siento que al culpar al verdadero culpable, me hace sentir menos enfado hacia la persona y más enfado con la causa real.

 

“Sé que mi pareja no es normalmente de esta manera pero está actuando así debido a la forma en que ella se siente. El dolor crónico hace cosas a una persona. Si ella se molesta conmigo por algo, tengo que mirar más allá de eso y ver que el dolor está hablando, no mi esposa. Hacer esto permite que sea más fácil para mí superar su ira porque sé que no soy culpable ni he hecho algo para causarla”.

 

Hablar sobre las cosas que nos lastiman

 

Me tomó mucho tiempo aprender esto y muchos días estuve pensando que ya no me amaba o preguntándome qué había hecho mal. Tuvimos que sentarnos y hablar de lo que nos lastimó. No se hizo de una sola vez, pero ya estaba hecho. Una vez que pasamos eso, el resto fue fácil.

Si cara a cara no funciona, intenta llamarla por teléfono o escribirle una carta. Pero debes tener algunas reglas básicas:

•Sin gritos
•Sin llamadas de atención
•Sin culpar

Ambos necesitan entender que  la endometriosis es la causa, no la persona.
Y, ¡entender que ambos son humanos con necesidades y deseos humanos!

Recuerda un poco de dolor ahora puede prevenir muy bien mucho dolor más adelante.

 

Link: http://endometriosis.org/resources/articles/communications-to-understand-endometriosis/

Traducido por: Patrizia Paradis.