Hablando con su médico

 

Por Ellen T Johnson

Es de vital importancia para una mujer con endometriosis  poder comunicarse eficazmente con su médico. Por supuesto, esto es una calle de dos vías. El médico también debe ser capaz de comunicarse eficientemente con su paciente.

Afortunadamente, hay algunas cosas que usted puede hacer para fomentar un resultado positivo.

 

Antes de la cita

Tome unos minutos antes de la cita con su médico para establecer un objetivo y hacer una lista de preguntas adecuadas.

Por ejemplo, es posible que desee salir de la cita con un plan de tratamiento para probar para el próximo mes. Es posible que desee programar una fecha de cirugía o discutir tratamientos alternativos. O quizás esté teniendo un síntoma nuevo y molesto que le gustaría discutir.

Es útil poner su objetivo por escrito y repasarlo varias veces antes de su cita.

Anote todos sus síntomas y preguntas, todos los medicamentos que está tomando actualmente (incluyendo suplementos), recoja todos los registros médicos recientes y los resultados de laboratorio.

 

Preguntas que quizás quiera hacer

Las mujeres con endometriosis pueden hacer a sus médicos algunas preguntas muy específicas sobre el diagnóstico y el tratamiento, como por ejemplo:

  • ¿Cuál es su plan de tratamiento para mí?
  • ¿Cómo sabremos si este tratamiento está funcionando?
  • ¿Cuáles son los beneficios? ¿Cuáles son los riesgos?
  • ¿Cuánto dura este tratamiento?
  • ¿Hay otras alternativas?
  • ¿Necesitaré tratamientos o procedimientos adicionales en el futuro?
  • ¿Qué pasaría si no hago nada?
  • ¿Cuál es su enfoque para el alivio del dolor?

 

En la sala de espera

Mientras espera su cita, revise sus preguntas y su objetivo en lugar de leer una revista. De esa manera, estará enfocada cuando el médico esté listo para verla.

 

Durante la cita

Después de saludar al médico, indique el propósito de su visita de forma clara y concisa. Por ejemplo:

“Estoy aquí hoy porque he estado teniendo dolor pélvico durante dos semanas cada mes. He tomado analgésicos de venta libre, pero eso no ayuda. Me gustaría descubrir la razón de este dolor continuo y encontrar alguna manera de lidiar con ello”.

Es importante no minimizar sus síntomas ni ser imprecisa de ninguna manera. Nunca diga: “Probablemente no sea nada”. Las mujeres a menudo no reportan el dolor. Como resultado, es posible que no obtengamos el cuidado que necesitamos desesperadamente.

Sea específica acerca de sus síntomas. Es útil registrar sus síntomas  y el dolor para llevar una base diaria, para que pueda ver con qué frecuencia usted siente el dolor. Mantenga un diario del dolor que describa todos sus síntomas, ¿cuando ocurren?, ¿cuánto tiempo duran?, y la intensidad del dolor. Esbozar un mapa de dolor de su cuerpo que muestra al médico la ubicación exacta del dolor también es útil en el diagnóstico y tratamiento de la endometriosis.

 

Con información específica, puede informar con precisión a su médico sobre sus síntomas. Por ejemplo, podría decir:

“Hace dos meses, empecé a tener dolor con el sexo. Tengo un profundo dolor de tracción y sensación de ardor con una penetración profunda, a veces hasta dos horas después. Sucede más a menudo durante la mitad de mi ciclo.”

 

No se avergüence de sus síntomas. Hable en un lenguaje sencillo que haga que sus síntomas sean claros para su médico.

Simplemente decir que tiene “calambres” por lo general no plantea una bandera roja en la mente del médico. Pero diciéndole al médico que tiene un dolor agudo, como un cuchillo en la parte inferior de la pelvis durante cinco días cada mes. Al proporcionar descripciones específicas, puede desempeñar un papel importante en la obtención de un diagnóstico correcto y un plan de tratamiento.

 

Si su médico no escucha

Si su médico minimiza sus síntomas, le dice que todo está en su cabeza, que debe “relajarse”, recomienda el embarazo como un tratamiento, o le da medicamentos sin un examen físico exhaustivo, sería aconsejable considerar otro médico que la escuche y entienda. Las mujeres con endometriosis a menudo soportan años de diagnósticos erróneos porque nadie las escuchó nunca.

Usted puede que deba ser persistente para encontrar un médico que trabajará en su caso adecuadamente.

 

Obtener una referencia

Si está claro que su médico no puede proporcionar el grado de atención que necesita (o ambos simplemente no se entienden bien), pida una referencia a otra persona. Usted podría decir algo como: “No me siento cómoda con el plan de tratamiento que usted ha descrito. Me gustaría una referencia a otro ginecólogo para tener una segunda opinión.”

 

Resumen

Desarrollar una buena relación médico-paciente lleva algún tiempo, pero vale la pena cuando encuentras a alguien en quien confiar. La mejor manera de obtener un buen cuidado es:

  • Ser persistente
  • No minimice sus síntomas
  • Busque hasta encontrar las respuestas que necesita
  • Investigar, leer y hablar con otras mujeres con endometriosis.

 

Este artículo fue actualizado en 2011 por Lone Hummelshoj

 

Link del artículo original: http://endometriosis.org/resources/articles/talking-with-your-doctor/

Traducido por: Patrizia Paradis.