Endometriosis y síntomas intestinales

Por: Ros Wood

 

Los síntomas intestinales son una consecuencia común pero a menudo no reconocida de la endometriosis, especialmente en la endometriosis crónica y recurrente. Nadie sabe exactamente qué proporción de mujeres con endometriosis tiene síntomas intestinales; podría ser un cinco por ciento, un treinta por ciento, o cualquier otro. Sin embargo, estamos bastante seguros de que una proporción relativamente grande de nuestras pacientes sufren de síntomas intestinales de algún tipo.

Cuando se establecieron los grupos de endometriosis estadounidense, británico y australiano a principios de la década de 1980, quedó claro que muchos de sus miembros tenían síntomas intestinales. En ese momento, pocos médicos se dieron cuenta de que los síntomas intestinales eran un síntoma común de la endometriosis. Fue sólo cuando los grupos nacionales de endometriosis comenzaron a hablar con los ginecólogos principales acerca de las experiencias de sus miembros que los médicos comenzaron a buscar y encontrar síntomas intestinales en sus pacientes.

Hoy en día, la mayoría de los ginecólogos y muchos grupos entienden la relación entre los síntomas intestinales y la endometriosis. Sin embargo, muchos médicos aún no piensan en la endometriosis cuando sus pacientes jóvenes informan de síntomas como estreñimiento o diarrea intermitente, o episodios alternados de los dos. Lo más importante es que no piensan preguntarle a la joven si sus síntomas intestinales varían con su ciclo menstrual, el factor clave de los síntomas intestinales debidos a la endometriosis. Como resultado, algunas mujeres jóvenes no están siendo diagnosticadas con endometriosis.

 

Causas

 

La mayoría de los síntomas intestinales no se deben a la presencia de endometriosis en la superficie del propio intestino. Por el contrario, suelen ser debido a la irritación de los implantes y nódulos localizados en áreas adyacentes, como la Bolsa de Douglas, los ligamentos uterosacros y el septo rectovaginal.

En los casos en los que los implantes endometriales se localizan en el intestino, los implantes suelen estar sobre la superficie externa del intestino o recto en lugar de ubicarse en el propio intestino. Sin embargo, la endometriosis puede penetrar en, y por la pared intestinal en algunas ocasiones. El intestino grueso es un sitio mucho más común de la endometriosis que el intestino delgado.

Algunos síntomas intestinales se deben a adherencias que constriñen, torsionan o tiran del intestino.

 

Diagnóstico

 

El diagnóstico de los síntomas intestinales debido a la endometriosis  (como cualquier diagnóstico tentativo de la endometriosis) se basa en gran medida en la descripción de la mujer de sus síntomas y la historia menstrual. Los síntomas intestinales debido a la endometriosis generalmente sólo están presentes o son peores en todo el tiempo que dura el período, aunque pueden estar presentes durante todo el mes. También suelen reportarse junto con uno o más de los síntomas clásicos de la endometriosis, tales como períodos dolorosos y relaciones sexuales dolorosas, en lugar de hacerlo por sí mismos.

Las mujeres cuyos síntomas intestinales se deben a nódulos endometriales en la Bolsa de Douglas pueden encontrarse con un examen vaginal doloroso. El ginecólogo también puede sentir nódulos en la bolsa de Douglas.

A veces, el ginecólogo referirá a la mujer con un especialista en el intestino si no está seguro de si los síntomas del intestino se deben a la endometriosis u otra causa. Ocasionalmente, el ginecólogo puede referir a la mujer a un especialista en intestinos para una colonoscopia. Una colonoscopia es un examen del interior del intestino con un instrumento tipo telescopio. En la mayoría de las mujeres con endometriosis, la colonoscopia será normal porque los implantes endometriales y los nódulos rara vez penetran a través de la pared de la pared intestinal por lo que no son visibles durante una colonoscopia.

 

Tratamiento

 

Los nódulos endometriales en la bolsa de Douglas, los ligamentos uterosacros y el septo rectovaginal son generalmente más grandes y más profundos que los implantes ordinarios. Por lo general no responden al tratamiento farmacológico, por lo que deben ser removidos quirúrgicamente. Debido a que son difíciles de alcanzar, existe el peligro de que el intestino se dañe accidentalmente durante la cirugía. Por lo tanto, el cirujano debe ser experimentado en la cirugía laparoscópica. Técnicas de corte (escisión) se utilizan generalmente en lugar de técnicas de quemadura (cauterización o diatermia).

Los implantes endometriales superficiales en la superficie del intestino se eliminan con cuidado eliminando la parte relevante de la membrana que cubre la pared intestinal.

Si la endometriosis ha penetrado a través de una sección de la pared del intestino quizás esa  sección del intestino tendrá que ser quitada (resección intestinal). Pocos ginecólogos son capaces de realizar resecciones intestinales, por lo general un cirujano intestinal será llamado para realizar la resección.

 

http://endometriosis.org/resources/articles/bowel-symptoms/

Traducido por: Patrizia Paradis.